Tatuajes en tiempos de coronavirus

Tras la pandemia que hemos vivido, cada vez hay más interesados en tatuarse en la piel diseños relacionados con el Covid-19


Los tatuajes, a lo largo de la historia, se han ido adaptando a los nuevos tiempos, tanto a la hora de elegir diseños como a la aparición de nuevas máquinas y, aparatología en general, pasando por la evolución de los estilos.

Los diseños que eligen los amantes de los tatuajes para inmortalizar su piel son muy variados pero, habitualmente, se ven influenciados por la actualidad, las tendencias del momento o los personajes que marcan la moda. Un claro ejemplo es que en los últimos meses el coronavirus, en todas sus formas e interpretaciones, ha adquirido un papel protagonista en muchos estudios de tatuajes.


Desde que abrieron los estudios, en el mes de mayo, son muchos los que han acudido interesados en marcar la pandemia en su piel. Sanitarios, trabajadores, personas que han pasado la enfermedad o familiares de fallecidos son los que más demandan diseños relacionados con el Covid, bien en forma de palabras, recuerdos, retratos, el virus en sí o arcoíris, entre otros diseños.


Una de las palabras que más se ha puesto de moda en este confinamiento ha sido “Resiliencia”. En psicología, es la capacidad que tiene una persona para adaptarse positivamente ante a una situación adversa y superar circunstancias traumáticas como la muerte de un ser querido, un accidente, etc. Por lo cual no es de extrañar que mucha gente, tras esta experiencia dramática que nos ha tocado vivir, quiera inmortalizarlo en su piel.

Otras más sencillas y directas, como la palabra “Covid-19” o “Resistiré”, el himno por excelencia de la cuarentena, están siendo muy demandadas. También hay quien se hace frases o palabras relacionadas con familiares fallecidos para así llevar su recuerdo siempre en la piel, fechas que siempre quedarán grabadas en la memoria o diseños para tatuarse en grupo que reflejen cómo se han sentido separados durante tantos meses.


Hay quienes optan por tatuarse dibujos que han hecho sus hijos durante el confinamiento y, por supuesto, multitud de arcoíris están decorando los cuerpos de miles de personas, en sustitución por el lugar que ocupaban en las ventanas de sus casas.

Otros, para olvidar el mal trago pasado en estos meses pero tener siempre presente lo que nos ha tocado vivir, han decidido optar por claves de humor, bien simbolizando el virus como una conocida marca de cerveza o bien, tatuándose ese producto estrella que tanta demanda causó en las primeras semanas, el papel higiénico.


El personal sanitario también ha querido reflejar el sufrimiento causado por esta pandemia así como la presión a la que se han visto sometidos y la entrega que han mostrado todos ellos desde tan diferentes puntos de vista. Mientras muchos eligen tatuarse directamente el virus, tal y como ha sido representado durante estos meses, otros optan por mascarillas, jeringuillas, electroencefalogramas que acaban con un corazón de agradecimiento o figuras de enfermeras con coronas.

Tatuaje de Nacho Frías (Noble Art)

El tatuaje más sorprendente que hemos visto en los últimos meses ha sido la cara del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, el indiscutible icono en estos meses de pandemia, al que le han dedicado tazas, camisetas e incluso canciones. El artista Nacho Frías, de Noble Art, fue el encargado de realizárselo a un joven de 25 años que decidió tatuarse su cara en el muslo izquierdo para representar y recordar la pandemia.



La solidaridad también ha sido muy notable en estos meses desde todos los sectores. El mundo del tatuaje no podía ser menos. Un estudio de Valencia ha creado un diseño simbólico para homenajear la labor de todo el personal sanitario de nuestro país. Se trata de una tirita y un corazón que ya se han tatuado mil sanitarios de forma gratuita. El diseño está disponible en internet para descargarlo gratis y que todo el mundo se lo pueda tatuar en cualquier estudio.


El mundo del tatuaje, a pesar de la pandemia que tanto daño ha hecho en todos los sentidos, ha sido uno de los sectores que se ha recuperado económicamente de forma notable. En la fase 2, los estudios de tatuaje pudieron abrir sus puertas, unos lo hicieron el día 4 y otros el 11 de mayo, siempre con cita previa y con nuevas medidas de higiene, que complementaban a las ya establecidas en este tipo de establecimientos.


La Federación Española del Tatuaje envió en su día a los profesionales una pequeña guía con el protocolo de actuación con los clientes en el cual se especifica que les debe preguntar si han tenido síntomas en los últimos 14 días o contacto con alguien positivo de covid-19. Asimismo, se les debe tomar la temperatura al llegar al estudio, al que tienen que llegar puntuales y no pueden acudir acompañados, entre otras medidas. Los tatuadores, por su parte, además de llevar mascarillas, antes recomendadas, y guantes –ya obligatorios–, viseras de protección y, en algunas zonas, mamparas de protección.


La gente ha salido del confinamiento con unas ganas extra de tatuarse y esto ha provocado que los estudios abrieran con la agenda llena de citas. Esperemos que esto siga así y ¡qué corra la tinta!

info@esapmadrid.com  - Avenida de Portugal nº 167 - 28011 - Madrid -

Tel: 91.940 97 30 / 622 47 55 14

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Icono social Twitter