El estudio de los diferentes estilos de tatuaje es fundamental en el Máster

Durante el Máster Anual de Tatuaje se estudian los estilos más representativos, siendo el alumno quien decidirá en cual se quiere especializar, dedicando los dos últimos meses a elaborar el trabajo de fin de curso en el estilo escogido.


Una parte fundamental del Máster Anual de Tatuaje es el estudio de los diferentes estilos, a los cuales se dedica un tiempo estimado dependiendo del mismo. Primero se explica la teoría en la que se conocen los orígenes de dicho estilo, se estudian conceptos básicos, características, referencias, artistas, etc.

Tras esto, dedicamos unos días al dibujo ya que siempre es necesario, antes de tatuar, aprender a realizar diseños propios basándonos en los conceptos aprendidos durante la teoría.


Una vez obtenida suficiente desenvoltura se pasa a la segunda parte, plasmarlo en la piel sintética. Se realizan los trabajos necesarios hasta que los alumnos aprendan a seleccionar la máquina adecuada para cada diseño, así como el grosor de las agujas correspondientes y dominen la técnica de línea y relleno así como la introducción de sombras y color según el tipo de estilo.



Por último, llega el turno de plasmar el estilo aprendido en la piel, para lo cual contamos con un listado amplio de voluntarios siempre dispuestos a colaborar con la Escuela y llevarse un recuerdo para siempre. Por supuesto, en las prácticas de nuestros alumnos, siempre están presentes los profesores para supervisar, ayudar y, si es necesario, repasar y definir líneas y sombras del tatuaje elaborado.


Durante el Máster Anual se estudian los estilos más representativos, siendo el alumno quien decidirá en cual se quiere especializar, dedicando los dos últimos meses a elaborar el trabajo de fin de curso en el estilo escogido.

El primer estilo que se suele trabajar es Old School o Tradicional Americano, ya que es el menos complejo en cuanto a la introducción de colores se refiere puesto que cuenta con una paleta de colores planos bastante básica y una línea gruesa muy marcada y definida. A pesar de ser uno de los estilos más antiguos, el tatuaje old school es uno de los más demandados en la actualidad.


Uno de los estilos que despierta más interés entre los alumnos es el Realismo, el cual necesita un tiempo de dedicación más elevado. Lo recomendable sería, una vez finalizado el Máster, realizar un curso avanzado especializado en este estilo.



Uno de los aspectos más importantes del realismo es la calidad y ejecución del sombreado, se necesita mucho conocimiento, talento y paciencia, además de habilidad para poder sombrear de una manera limpia y precisa. Los tatuajes realistas tienen un aspecto más tridimensional, por lo que la sensación de estar vivos en la piel es palpable siempre que esté bien ejecutado el trabajo.


Los tatuajes realistas a color son, quizás, los más complicados técnicamente hablando. Además de las luces y sombras, el tatuador debe plasmar con gran exactitud los colores tal y como se ven en la vida real sobre la piel del cliente. Mezclas de tintas y diferentes intensidades juegan un papel indispensable a la hora de realizar un tatuaje realista a todo color.

Otro de los estilos más demandados en la actualidad es el New School, cuyos diseños se caracterizan por tener colores brillantes y eléctricos, con una gran variedad de tonalidades y degradados que consiguen un efecto visual muy característico, parecido al que se usa en los graffiti. Son el resultado de la evolución del Old School.


Otro estilo que evoluciona del Tradicional Americano pero incorpora pinceladas del New School e incluso del Realismo es el Neo Tradicional. Mantiene en cierta medida la paleta básica de colores del Old School pero las sombras en degradado tienen más riqueza tonal y se amplía la gama de líneas, siempre conservando el negro de las mismas. La temática del Old School también se mantiene pero los tatuajes son más elaborados y con más detalle.


Uno de los estilos más modernos, que lleva apenas diez años, es el dotwork o puntillismo. Consiste en la aplicación y agrupación de pequeños puntos dispuestos de tal forma que vistos desde una determinada distancia componen una imagen. Esta técnica permite trabajar con el tamaño y distancia de los puntos entre ellos para lograr variedad de tonos. Estos tatuajes realizados sólo, o en gran medida, con puntos crean un efecto de formas, volúmenes y degradados originando un efecto muy diferente a los tatuajes convencionales.


Estos son algunos de los estilos más importantes en el mundo del tatuaje y, como tal, los imprescindibles en el Máster Anual de Tatuaje. Hoy en día existe gran variedad de estilos además de los mencionados en este artículo, que ya os iremos desgranando con más detalle, como el blackwork, geométrico, surrealismo, tribal, watercolor, dark, trash, oriental o lettering, entre otros.

info@esapmadrid.com  - Avenida de Portugal nº 167 - 28011 - Madrid -

Tel: 91.940 97 30 / 622 47 55 14

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Icono social Twitter